jueves, 22 de noviembre de 2018

Detuvieron en Bolivia al violador más buscado de la Argentina





Se trata de Walter Alberto Brauton Steimbach, condenado por nueve violaciones en 2005.

Fuente: TN- Argentina

Tenía que estar 40 años preso por violar a nueve mujeres en la Argentina, pero pasó los últimos cinco años escondido en Bolivia. Hasta ahora. Los investigadores de Interpol atraparon este miércoles a Walter Alberto Brauton Steimbach, de 46 años, en una casa de Potosí.


Su modus operandi tenía un patrón: se movía por el oeste del conurbano bonaerense, las buscaba jóvenes, incluso adolescentes, las subía a la fuerza a su auto y las violaba usando preservativo en descampados de la zona.
El violador, con título de contador, abusó así a chicas de entre 17 y 23 años en Loma Hermosa, Merlo, San Alberto, Castelar, Moreno e Ituzaingó. Los investigadores lo detuvieron rápido, solo dos meses después del primer hecho en enero de 2005, pero Brauton Steibach ya había atacado a nueve mujeres. Una por semana.
Increíblemente, una mujer creyó en él. Se trata de Graciela Rito Prono, que caería luego por ayudarlo a escapar. Es que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Morón, que en 2009 lo había condenado a 40 años de prisión, le concedió en 2013 salidas una vez por mes para visitar a su mamá enferma.
El 17 de agosto de ese año, mientras merendaban, el violador le convidó un mate al guardiacárcel que lo custodiaba y minutos después cayó dormido. Le había puesto un somnífero. De inmediato, Brauton y su novia tomaron un avión rumbo a Bolivia con pasaportes falsos, como reveló el periodista de Clarín, Rolando Barbano, en "Mujeres en peligro".
Las nueve víctimas, que en las rondas de reconocimiento lo habían señalado sin dudar como su violador, se enteraron por televisión de los beneficios que tenía. Ya era tarde. Había cruzado la frontera.
La pareja del violador no aguantó estar tan lejos de su hija. El 20 de agosto de 2015, tras dos años de la fuga, regresó a Buenos Aires para abrazar a su pequeña, pero ahí la atrapó la policía, con una orden de captura en la mano.
El violador más buscado de la Argentina, con una recompensa de $ 300 000 para el que aportara datos, finalmente cayó en Bolivia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se pide que los comentarios se mantengan en el marco de respeto. Cada quien es responsable de lo que escriba. Gracias